Las pruebas antidoping o pruebas de drogas son utilizadas para detectar drogas ilegales o medicamentos, a través de diferentes métodos como orina, la sangre, la saliva, el cabello o el sudor. Sin embargo, la Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA) y Department of Transportation (DOT) de Estados Unidos recomiendan el uso de la orina como el método más efectivo para hacer pruebas antidoping. La normatividad en México está basada en los lineamientos estipulados por esas entidades americanas.

Por lo general, las pruebas antidoping son utilizadas para los siguientes casos:

Empleo. Las empresas hacen estas pruebas para saber si los prospectos para un puesto usan drogas, antes de contratarlos.

Deporte. Los atletas profesionales deben realizarse pruebas anti drogas para evitar el uso de sustancias que mejoran el rendimiento deportivo.

Legalidad. Las pruebas antidoping pueden ser solicitadas como parte de una investigación en un caso judicial.

Vigilancia médica. Si la persona fue recetada con sustancias opiáceas para dolor crónico, el médico puede pedir una prueba de drogas para medir que sea la cantidad correcta del medicamento.

La aplicación del examen para la detección de las drogas
de mayor consumo en México es para las siguientes:

  • Marihuana
  • Opiáceos, como heroína, codeína, oxicodona, morfina, hidrocodona y fentanilo
  • Anfetaminas como las metanfetaminas
  • Cocaína
  • Esteroides
  • Barbitúricos como fenobarbital y secobarbital
  • Fenciclidina (PCP, por sus siglas en inglés)